5 mujeres que #rompenlasreglas

El día de la higiene menstrual de este año tenía como claim principal 'Pasar a la acción'. Los problemas alrededor de la regla son muchos y largos de explicar (¿por dónde empezamos?), pero creemos que todas podemos poner nuestro granito de arena para cambiarlo, y sea hablando con nuestro vecino o haciendo una reivindicación social. Cada paso es importante, cualquier gesto, por pequeño que sea, puede cambiar el mundo.

Hoy queremos compartir cinco ejemplos de gente que está contribuyendo a solventar problemas relacionados con la menstruación en su entorno.

1. Daisy Wakefiel en Bristol, Reino Unido

acceso gratuito

El problema:

Muchas compañeras de universidad de Daisy (UWE), no pueden permitirse productos como tampones o compresas. Para muchas, es complicado acceder a ellos mientras estudian y trabajan. Además, los precios de este tipo de productos en Reino Unido son elevados y suponen un gasto más en el estrecho presupuesto de las alumnas.

La solución:

Daisy ha pasado a la acción. ¿Cómo? Usa una parte de su beca para dar acceso gratuito a productos de higiene íntima a sus compañeras. Compra los tampones y los distribuye por los baños de su universidad, e incluso ha diseñado un packaging para dar visibilidad a la acción!

El potente mensaje de Daisy ha llamado mucho la atención a los medios y a la propia universidad. De hecho, Daisy anunció hace poco en su Instagram que, después de su larga lucha, su universidad proporcionará productos de higiene íntima femenina en baños, tanto de mujeres como gender-neutral.

Aunque Daisy ha logrado su objetivo, asegura que no dejará de trabajar para desestigmatizar la menstruación. 

2. Mary Kalsrap en Vanuatu

compresas reutilizables

Fuente: Jess Sommers/CARE
El problema:
En Vanatu, una isla del Sud del Pacifico, un 75% de las chicas están faltando a clase cada mes por tener la regla. Al año, es significa un mes sin ir a clase. Imáginate perder un mes de clases sólo por tener la regla, íncreíble, ¿verdad? 
Es un mes de educación perdida, un mes perdiendo oportunidades.
La solución:
Mary cose compresas reutilizables con su organización Mama's Leaf, con el soporte de CARE. Las compresas reutilizables son distribuidas en todas las comunidades de Vanuatu, donde normalmente las mujeres no tienen acceso a productos para su menstruación y usan métodos que no son ni higiénicos ni seguros y, además, se ven obligadas a saltarse las clases.
 
Este proyecto de CARE's Menstrual Hygiene Management, ha roto con los estigmas sobre la menstruación y a empoderado a las mujeres de la región.

3. Los escritores de V- van Vulva tot Vagina en Holanda

vagina vulva

El problema:

Hay una falta de conocimiento general sobre la vulva y la menstruación. Siete mujeres (Mariah Mansvelt Beck, Sarah van Binsbergen, Meredith Greer, Emma Curvers, Persis Bekkering, Tineke Kuipers en Bregje Hofstede), se dieron cuenta que había muy pocos libros sobre vulvas, menstruación, menopausia, anticonceptivos, hormonas y todo lo relacionado con la salud reproductiva. La falta de información hace que incluso haya gente que no sepa diferenciar entre la vagina y la vulva... ¿sabes las diferencias?

La solución:

Escribieron el libro V- van Vuvla tot Vagina (de la Vulva a la Vagina). En el libro podemos encontrar información sobre el cuerpo de la mujer, historias personales de mujeres que son expertas en diferentes temas, como la píldora, el parto o el VPH. 

La idea es empoderar a la mujer, ayudarla a entender como funciona su cuerpo y animarla a hablar de él sin sentirse incómoda. Este libro habla durante un capítulo entero sobre la regla e incluye una review histórica de la menstruación. ¿Sabías que hasta 1985 la palabra 'period' no salió en la televisión? Fue en un anuncio de Tampax protagonizado por Courteney Cox. Sí, Mónica Geller.

4. Cuatro estudiantes fundaron Resurgence en Bangladesh

higiene íntima ecológica

Los problemas:

Las comunidades desfavorecidas de Bangladesh no pueden permitirse productos de higiene íntima y Bangladesh sufre el crecimiento excesivo de una planta agresiva.

La solución:

Estos cuatro estudiantes, Ivana Asfara, Rafayet Khan, Naziba Wafa y Mashiyat Rahman, encontraron la forma de crear compresas biodegradables low-cost hechas a partir de esta planta. Menuda idea, matan dos pájaros de un tiro.

5. Elena Ruiz, Founder The Nala Project

tampones y compresas organicos

El problema:

Falta de transparencia en las marcas de productos de higiene íntima. Los tampones, compresas y protege-slips se consideran productos cosméticos, es por eso que los fabricantes no están obligados a decir qué contiene exactamente aquello que nos está vendiendo. 

Las mujeres tenemos derecho a saber de qué están hechos los productos que nos introducimos en nuestro cuerpo de forma regular.

La solución:

Elena lanzó su propia marca de productos de higiene íntima, orgánicos y totalmente transparentes, NALA. En todas sus etiquetas se pueden ver los componentes de los tampones, compresas y protege-slips. 

Además todos los productos están fabricados con algodón orgánico 100 % certificado, sin químicos perjudiciales para el cuerpo femenino.

 . . . 

Nos encantan los cambios que han conseguido estas mujeres. Deja que todos estos proyectos te inspiren y haz lo mismo. Si ves un problema, no lo dejes pasar e intenta poner tu granito de arena.